La situación jurídico-laboral generada por la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, no tiene parangón en nuestra historia jurídica reciente.

Y es que, hasta la fecha nuestro País no se había enfrentado a una situación de alarma por una crisis sanitaria que no tuviera un enemigo visible, es decir, que no se pueda delimitar a un concreto ámbito de actuación la intervención estatal, precisamente por tratarse de un virus que afecta, sin distinción a toda la población, y lo más importante, que aún no tiene cura.

Mientras los expertos científicos intentan salvar de la infección a la población, el Gobierno intenta reducir lo que se ha venido a denominar la “curva de la infección”, por razones completamente sanitarias. De ahí que dentro del Real Decreto de Estado de alarma, el art. 10 del mismo suspenda la apertura al público de locales y establecimientos minoristas, a excepción de un número muy limitado de excepciones. Limitación, excepcional y necesaria que afecta a las relaciones laborales desde una doble perspectiva: la suspensión de la relación laboral y, la adaptación de la prestación laboral para asegurar la exposición mínima al posible contagio del virus COVID-19.

Ante esta situación desde Volterra y Monteisola Abogados y Asesores, mediante el presente documento vamos a realizar una análisis monográfico de las medidas legales adoptadas en materia de derecho laboral, que serán de aplicación y que muy probablemente, afecten de una u otra manera a nuestros clientes, para que tengan conocimiento de cuáles son sus derechos laborales y, en el compromiso de prestar el mejor asesoramiento y, llegado el caso, la mejor defensa de sus intereses laborales.

Teléfonos:

  • 954 952 889
  • 611 073 846
  • 691 044 330

Direcciones de correo: